03 Jul 2017

5 innovaciones que transformarán la vida

Intel predice nuevos instrumentos científicos para hacer visible lo invisible con la ayuda de la inteligencia artificial y nanotecnología. En un comunicado, Intel dio a conocer una lista de hitos científicos innovadores con el potencial de cambiar la forma en la que la gente trabajará, vivirá, e interactuará durante los próximos cinco años. “La comunidad científica tiene una maravillosa tradición de crear instrumentos que nos ayuden a visualizar el mundo en formas totalmente nuevas. Por ejemplo, el microscopio nos ha ayudado a ver objetos que son demasiado pequeños para el ojo humano, y el termómetro nos ha ayudado a entender la temperatura de la Tierra y del cuerpo humano”, comentó Darío Gil, vicepresidente de Ciencia y Soluciones de IBM Research. “Con los avances en inteligencia artificial y nanotecnología, apuntamos a inventar una nueva generación de instrumentos científicos, que harán que los complejos sistemas invisibles de nuestro mundo de hoy, se hagan visibles en los próximos cinco años.” Por ejemplo, destacó, la innovación en esta área podría ayudar a mejorar dramáticamente la agricultura, aumentar la eficiencia energética, detectar contaminación nociva antes de que sea demasiado tarde, y prevenir el deterioro prematuro de la salud física y mental. Aquí están los cinco instrumentos científicos que harán lo invisible visible en los próximos cinco años, según las predicciones 5 en 5 de IBM: – Con la inteligencia artificial, las palabras serán una ventana hacia la salud mental: Hoy, uno de cada cinco adultos en los Estados Unidos experimenta un afección de salud mental, ya sea neurológica, (Huntington, Alzheimer, Parkinson, etc.) o mental (depresión o psicosis), cada año, yaproximadamente la mitad de las personas con severos trastornos psiquiátricos no reciben tratamientos. Globalmente, el costo de tratar trastornos mentales es mayor que el costo de la diabetes, problemas respiratorios y cáncer, todos combinados. La carga económica de los trastornos mentales alcanza los mil millones de dólares por año, solamente en Estados Unidos. En cinco años, IBM prevé que lo que decimos y escribimos será utilizado como indicador de nuestro bienestar de salud física y mental. Los patrones en nuestra habla y escritura serán analizados por nuevos sistemas cognitivos y proveerán signos reveladores de enfermedades mentales y neurológicas en estado temprano de desarrollo, lo que ayudará a los médicos y a los pacientes a prevenir, monitorear y hacer seguimiento de dichas enfermedades. Los científicos de la empresa están utilizando transcripciones y audios de entrevistas psiquiátricas, junto a técnicas de machine learning, para identificar patrones en el habla, para ayudar a los médicos clínicos a predecir y monitorear con precisión enfermedades como psicosis, esquizofrenia, manía y depresión. Hoy, toma solamente son necesarias 300 palabras para ayudar a los médicos clínicos a predecir la probabilidad de que una persona padece psicosis. En el futuro, otras técnicas similares podrían ser utilizadas para ayudar a los pacientes con Parkinson, Alzheimer, enfermedad de Huntington, trastorno de estrés postraumático, y hasta condiciones de comportamiento, como autismo y TDAH. – La hiperimagen y la inteligencia artificial nos darán visión de superhéroes: Más del 99.9% del espectro electromagnético no puede ser observado por el ojo humano. En cinco años, habrá nuevos dispositivos de imagen que utilizarán hiperimagen e inteligencia artificial y nos ayudarán a ver ampliamente, más allá del dominio de la luz visible, a través de la combinación de múltiples bandas del espectro electromagnético, y así revelar información de valor o peligros potenciales, que de otro modo serían desconocidos o no perceptibles a la vista. Más importante, estos dispositivos serán portátiles, accesibles y asequibles, para que la visión de superhéroe sea parte de nuestras experiencias de todos los días. Una visión de los fenómenos físicos invisibles o vagamente visibles que nos rodean podría ayudar a que las condiciones de la carretera y el tráfico sean más claras para los conductores y los automóviles autodirigidos. Por ejemplo, utilizando imágenes de onda milimétrica, una cámara y otros sensores, la tecnología de hiperimagen podría ayudar a un auto a ver a través de la lluvia, detectar condiciones peligrosas y difíciles de ver como hielo en el pavimento, o decirnos si hay algún objeto en el camino, incluyendo la distancia y el tamaño. La tecnología de la computación cognitiva razonará sobre esta data y reconocerá lo que podría ser una lata de basura, un ciervo cruzando la carretera, o un bache que podría resultar ser un neumático desinflado. Incorporada en nuestros teléfonos, estas mismas tecnologías podrían tomar imágenes de nuestra comida para mostrar la información de valor nutricional, o si es sano para comerlo. Una hiperimagen de una medicina o de un cheque puede decirnos si es fraudulento o no. Lo que alguna vez estuvo más allá de la percepción humana, podrá ser visto. -Los macroscopios nos ayudarán a entender la complejidad de la tierra en detalle infinito: Hoy, el mundo físico solo nos deja entrever nuestro complejo e interconectado ecosistema. Reunimos exabytes de datos –pero la mayoría está desorganizado. De hecho, un estimado del 80% del tiempo de un científico de datos es consumido depurando datos, en vez de analizando y entendiendo lo que dichos datos no están tratando de decir. En cinco años, utilizaremos algoritmos y software de machine-learning para ayudarnos a organizar la información sobre el mundo físico, para ayudar a traer la vasta y compleja cantidad de datos reunidos por los miles de millones de dispositivos dentro del rango de nuestra visión y comprensión. A esto le denominan “macroscope” –pero a diferencia del microscopio, que ve lo que es muy pequeño, o del telescopio que puede ver lo que está muy lejos, es un sistema de software y algoritmos que trae todos los complejos datos de la tierra combinados, para analizarlos y entender su significado. Agregando, organizando y analizando los datos del clima, condiciones del suelo, niveles del agua, y su relación con prácticas de riego, por ejemplo, una nueva generación de agricultores tendrá información que les ayudará a determinar las opciones correctas de cultivo, dónde plantarlas y cómo producir rendimientos óptimos mientras se conservan los preciosos suministros de agua. – Los laboratorios médicos “on a chip” servirán como detectives de la salud para rastrear enfermedades a nanoescala: La detección temprana de las enfermedades es clave. En los próximos cinco años, se prevé que haya nuevos laboratorios médicos on a chip que servirán como detectives de nanotecnología en salud –rastreando pistas invisibles en nuestros fluidos corporales y haciéndonos saber inmediatamente si tenemos alguna razón por la cual consultar a un médico. El objetivo es reducir hasta un solo chip de silicio todos los procesos necesarios para analizar una enfermedad, que normalmente se llevaría a cabo en un laboratorio de bioquímica a gran escala. La tecnología lab-on-a-chip fundamentalmente podría ser empaquetada en un conveniente dispositivo de mano, para ayudar a las personas a medir rápida y regularmente la presencia de biomarcadores que se encuentran en pequeñas cantidades de fluidos corporales, y enviar dicha información a través de la nube, desde la comodidad de su casa. Allí, podría ser combinada con otros datos de dispositivos habilitados por IoT , como monitores de sueño o relojes inteligentes, y analizarlos por sistemas de información de inteligencia artificial. Al tomarlos todos en su conjunto, el set de datos dará una visión profunda de nuestra salud, y nos alertará en caso haya señales de problemas, ayudándonos a frenar la enfermedad antes de que progrese. – Los sensores inteligentes detectarán la contaminación medioambiental a la velocidad de la luz: La mayor parte de los contaminantes no son visibles al ojo humano, hasta que sus efectos hacen imposible que los ignoremos. En cinco años, nuevas y asequibles tecnologías sensoriales, desarrolladas cercanas a los pozos de extracción de gas natural, instalaciones de almacenamiento, y a lo largo de las cañerías de distribución, ayudarán a determinar con precisión y en tiempo real las pérdidas invisibles. Las redes de sensores de IoT conectadas de forma inalámbrica a la nube proveerán monitoreo continuo de la vasta infraestructura de gas natural, permitiendo encontrar las pérdidas de gas en minutos, en lugar de semanas, reduciendo la contaminación, los residuos y la probabilidad de eventos catastróficos.